FireEye alerta sobre las aplicaciones de geolocalización: la seguridad puede estar en riesgo

El usuario debe estar alerta al momento de descargar apps por el peligro potencial que representan 

Ciudad de México 7 de noviembre de 2016 – FireEye Inc. (NASDAQ: FEYE) empresa líder en detención de ataques cibernéticos avanzados, dio a conocer que de acuerdo con sus investigaciones, las aplicaciones interconectadas con la localización de los dispositivos se han vuelto más comunes, no solo por facilitarle el día a día al usuario sino porque le proporcionan resultados cualitativos y cuantitativos a las empresas, gracias a lo cual pueden medir los hábitos más recurrentes del consumidor.

“Al tener posesión de esas informaciones, los equipos de mercadotecnia pueden trazar un plan estratégico más consistente para poder alcanzar, principalmente, al público objetivo del producto o servicio por medio de publicidad móvil. A partir de la geolocalización, las informaciones son conectadas con su base en la propaganda que aparece en la pantalla del usuario, lo cual genera interacción entre la marca y el consumidor”, explicó la empresa norteamericana.

Aplicación del día a día

Es necesario que el usuario esté alerta de las aplicaciones bajadas y de cómo proteger el acceso a las informaciones amenazadas en los dispositivos móviles.

“Estamos a merced de ciberataques en todo momento, motivados por las más diversas razones, inclusive de publicidad segmentada, y desafortunadamente para el usuario final es más difícil identificar los peligros escondidos en aplicaciones, la mayoría de las veces tomados como inofensivos. Por eso, de la misma manera en que en la vida real se procura guardar informaciones confidenciales, en FireEye recomendamos que los usuarios adopten esos hábitos en la vida digital. Esto implica no transmitir información importante por cualquier canal disponible, de preferencia no realizar descargas innecesarias y mejor buscar aplicaciones encriptadas”, señaló la empresa.

Asimismo, FireEye recomienda a los usuarios ser siempre muy críticos al instalar una app, especialmente si le solicita un gran número de permisos a los recursos del dispositivo, como acceso a los contactos, almacenamiento, identidad y estatus del teléfono, entre otros. El usuario debe evaluar si estas solicitudes de acceso son necesarias para aquello que la aplicación va a entregar. La seguridad de la información no está vinculada solo con las grandes corporaciones, al contrario, comienza con el individuo.