Cinco ventajas que ofrece un crédito digital

En la era de la digitalización, el sector financiero evidencia no sólo ventajas sino también beneficios para sus usuarios, donde la optimización de tiempo y la seguridad son los principales atractivos.

Internet, los dispositivos móviles y las apps facilitan tanto las compras como el pago de servicios o productos a través de diferentes sistemas de pagos.

Bogotá. 2 de febrero de 2017. La masificación de internet ha empujado el desarrollo de soluciones que faciliten las actividades diarias de los usuarios. Hoy, cerca de 3 billones de personas en el mundo ya están conectadas. Colombia no es ajena a esta realidad, en el 2015 registró más de 21 millones de ciudadanos con conexión móvil.

Estas cifras demuestran que el uso de tecnologías promueve el comercio electrónico en el país y por ende, impulsa la bancarización. Así lo ratifica la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico-CCCE en el Tercer Estudio de Transacciones no Presenciales de 2015, donde se reportaron un total de 49 millones de transacciones por USD$16.329 millones, lo que refleja el incremento del comercio online en Colombia.

“El mercado está evolucionando de la mano de las nuevas tecnologías con un impacto directo y positivo en la revolución de la banca. Hemos sido testigos de cómo el sector financiero ha tomado las medidas necesarias no solo en materia de infraestructura sino también en seguridad, para brindarle al usuario la confianza que busca para migrar a la banca móvil con los beneficios nunca antes vistos”, agrega Santiago Aldana, Presidente de iQ Outsourcing.

Bajo este contexto, iQ Outsourcing revela las cinco ventajas que ofrece el crédito digital:

  1. Evita la falsificación de identidad: gracias a la tecnología de validación biométrica se pueden realizar procesos de identificación de personas y evitar la suplantación, a través de la captura y verificación dactilar donde las entidades financieras reconfirman la identidad del cliente. Además, puede registrar la firma electrónica y validarla en línea y en tiempo real desde un dispositivo móvil.
  2. Mejora la calidad de los datos y disminuye los errores humanos: con la digitalización de documentos se puede reducir notablemente los errores humanos y evitar futuros problemas causados por incoherencias en la digitación de información importante como datos de contacto del usuario. 
  3. Optimiza el tiempo: tanto las entidades financieras como el usuario podrán optimizar sus tiempos. Por un lado, los procesos son más eficientes y mejoran los tiempos de respuesta para los usuarios. Por el otro, el consumidor podrá realizar otras actividades en el día, gracias a que puede realizar sus operaciones financieras desde cualquier lugar y hora, solo con una conexión segura a internet y las aplicaciones instaladas en su dispositivo móvil. Actualmente se ha logrado desembolsar créditos en 15 minutos, facultando el uso del crédito inmediatamente para la primera compra.
  4. Fideliza cliente: con la banca digital, los usuarios podrán evitar largas filas y papeleo para acceder a nuevos servicios financieros. No será necesario ir físicamente a una oficina para obtener una tarjeta de crédito, ahora es posible obtenerla en cuestión de minutos con un asesor ubicado en cualquier punto de un centro comercial y realizar compras sin necesidad de esperar hasta tres días para poderla usar.
  5. Promueve la iniciativa “Cero Papel”: gracias al crédito digital se disminuye el consumo de papel considerablemente, si antes se debían imprimir siete documentos, cada uno con varias hojas, sin contar con los que entregaba el usuario al banco, ahora no es necesario. Gracias a la tecnología, todos los formularios y documentos podrán diligenciarse y escanearse de manera digital y en tiempo real, promoviendo la conservación del medio ambiente.

Acerca de iQ Outsourcing

Compañía con 20 años de experiencia en la implementación de soluciones integrales y tecnológicas para la gestión efectiva y segura de procesos transaccionales de información de grandes organizaciones pertenecientes a los sectores: financiero, salud, asegurador y telecomunicaciones.

Durante los últimos años, iQ se ha posicionado como una empresa que va más allá de ofrecer un servicio para operar procesos tercerizables. La compañía se enfoca en implementar soluciones de principio a fin donde hace una gestión, transformación y análisis de la información del proceso para su uso acertado en temas relevantes del negocio.