Internet de las Cosas (IoT): tecnología que apunta al futuro de la transformación tecnológica

El desarrollo y auge del Internet de las cosas (IoT) avanza a pasos agigantados, ya que hace parte de la cuarta revolución industrial, lo que lo posiciona dentro de los nuevos parámetros que las organizaciones tienen en cuenta para lograr una óptima interacción con los mercados emergentes.

Y es que se estima que para el 2020 habrá más de 30.000 millones de aparatos conectados a Internet y para el 2025, 76.000 millones, así lo indican estudios realizados por la consultora de mercados internacional, Statista.

Internet de las cosas (IOT) ¿qué es? ¿para qué funciona?

El Internet de las Cosas (en inglés, Internet of Things, IoT)) es un concepto que se refiere a una interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Es decir, conectar a Internet con objetos que nos ofrecen información del mundo físico, para luego enviarla y compartirla a través del mundo virtual.

Es así como, el IoT tiene múltiples aplicaciones que comprenden desde actividades cotidianas hasta empresariales. Por ejemplo, automóviles conectados, Salud Inteligente, automatización del hogar, electrodomésticos como lavadoras, secadoras, aspiradoras robóticas, que utilizan Wi-Fi para tener un seguimiento remoto o aplicaciones más sofisticadas como las de control industrial o dispositivos de rastreo para emergencias.

De esta manera, una vez recopilada la información a través de las aplicaciones del IoT, se procede a la analítica de datos. Por si solos son números que no tienen ningún valor, sin embargo, cuando se hace un análisis de estos y del contexto en el que han sido obtenidos, se convierten en información valiosa para las organizaciones, pues son materia prima a la hora de tomar decisiones, bien sea, para determinar si un producto es viable para su comercialización hasta para establecer temas más complejos como el hecho de realizar el control de producción de una planta industrial.

Internet de las cosas (IOT): protagonista en diversos sectores

Sumado a la proliferación del IoT, servicios como el Big Data, Machine learning o aprendizaje automático y demás tecnologías relacionadas con el análisis de datos, se convierten en protagonistas en diferentes sectores de la economía.

Su común, es la búsqueda de patrones o conductas de comportamiento para dotar a los objetos y las cosas de “inteligencia”. Unido a ello, se encuentra el creciente desarrollo de los científicos de datos, personas especializadas en diseñar los modelos matemáticos y de simulación, quienes configuran el escenario que permite dotar de “inteligencia” a los dispositivos de IoT.

Casos específicos como los siguientes son muestra contundente de la manera como el IoT ha dejado de ser una tecnología del futuro para convertirse en una tecnología del presente:

  • Powerhouse Dynamics ofrece una aplicación del IoT para el sector hotelero que permite controlar, supervisar y gestionar los equipos de climatización centralizada, controlar la iluminación, supervisar equipos de refrigeración, detección y mal uso del agua, seguimiento de almacén de alimentos y mantenimientos.
  • WiFi Tracking. Empresas de marketing basadas en la localización, aprovechan la señal de búsqueda de Wi-Fi de los smartphones y contratan con las compañías de retail o cadenas de tiendas, la instalación de rastreadores Wi-Fi en sus tiendas. De este modo, dichos rastreadores Wi-Fi son capaces de recopilar y registrar información que es aprovechada para el seguimiento del cliente y construir así, un perfil en torno a sus hábitos de compra.
  • Agricultura y ganadería son sectores donde también se están utilizando aplicaciones del IoT. Sobre todo, para hacer seguimiento de magnitudes como la temperatura, humedad, luminosidad y demás factores que pueden influir en la producción.

En el caso de Colombia, de acuerdo a una encuesta realizada por la ANDI (Asociación Nacional de Empresarios de Colombia) mostró el interés de los empresarios colombianos por el IoT. Sin embargo, aún el 56,3% de los consultados no conoce bien las aplicaciones IoT y el 78,5% considera importante promover su uso en las empresas.

Sin embargo, de la mano con este aumento en los usos surgen incógnitas tales como: ¿Dónde alojar la información para que sea explotada de una forma más costo-eficiente? o ¿cómo proteger esta información?

En este sentido, para la optimización de costos la solución más sencilla corresponde a la utilización de las nubes públicas que a través de sus modelos de infraestructura como servicio (IaaS) o plataforma como servicio (PaaS), en donde se cuentan con herramientas preconfiguradas para la explotación de la información.

El mayor reto para las compañías es la seguridad de esta información, pues estos dispositivos tienden a ser fácilmente vulnerables, al tener el software mínimo requerido para funcionar, surge el desafío de asegurar el transporte y reposo de la información. Temas que deben ser resueltos desde la implementación de la solución.

O4IT en su portafolio de servicio entrega los servicios integrales de IoT, incluyendo Software, hardware (IoT), poder de cómputo en la nube y seguridad de datos, todo esto apoyado en un equipo de ingeniería altamente calificado con altos estándares de calidad.

Alberto Marín Morán

Consultor Empresarial con 15 años de experiencia en las áreas de Tecnología, Innovación, Mercadeo, Relaciones Publicas y Periodista especializado en Tecnologías. Durante los últimos años he visitado. Alemania, Estados Unidos de América, Puerto Rico, Costa Rica, Panamá, Colombia. Brasil, España y dentro de mi querida Venezuela las ciudades de Maracaibo, Cabimas, Ciudad Ojeda, Caracas, Barquisimeto, Merida, San Cristobal, Maracay, Valencia, Margarita y Puerto La Cruz; Atendiendo invitaciones para asistir o participar en eventos tecnológicos o empresariales de diferentes clientes.

Deja un comentario