Centro de Rehabilitación para Adultos CiegosColombia Salud 

La tecnología como herramienta de apoyo para la rehabilitación y generación de inclusión en tiempos de COVID-19

En Colombia, el 13% (189.821) de la población en condición de discapacidad corresponde a personas ciegas o con baja visión

La tecnología facilita los procesos de rehabilitación de personas con discapacidad visual y contribuye con el acceso a la información y una comunicación efectiva

En medio de la coyuntura actual, el Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC) invita a los colombianos a donar sus computadores en desuso para beneficiar a las personas con discapacidad visual en su rehabilitación

Bogotá, Colombia, agosto 2020 – Las medidas de confinamiento establecidas por las autoridades nacionales para hacer frente a la emergencia sanitaria por COVID-19 también han modificado e impactado los procesos de rehabilitación de las personas con discapacidad visual en Colombia, que según el Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad (RLCPD), son más de 189 mil colombianos. Además, el 15% de ellos superan los 65 años y el 7% tienen de 0 a 14 años, dos grupos poblacionales que, como es sabido, son de alto riesgo y, por ende, deben mantener el aislamiento. 

«Además de las problemáticas estructurales que enfrentan las personas en condición de discapacidad en Colombia, se suma ahora el confinamiento, dado que representa un desafío para continuar con los procesos de rehabilitación, los cuales se implementan en su mayoría de manera presencial. No obstante, desde el Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC), hemos visto la oportunidad para reinventarnos y hacer de la tecnología una aliada para impulsar nuestros programas de rehabilitación integral para el desempeño ocupacional y la inclusión social de personas ciegas o con baja visión», asegura Gladys Lopera, Directora General del CRAC.

Y es que aprender a afianzar la capacidad sensoperceptual a través de los otros sentidos cuando hace falta la visión requiere de diferentes herramientas y actividades, que, hoy en día, es posible guiar con teleterapia. 

¿Cómo funciona esta tecnología?

Los computadores convencionales deben adaptarse con softwares especializados para personas con alguna discapacidad visual.  El MinTIC tiene a disposición de todos los colombianos, los siguientes softwares que pueden descargarse de manera gratuita, gracias a la licencia país y la estrategia Convertic:

  • Jaws: Es un narrador de pantalla que, a través de voz, cuenta lo que está sucediendo en la pantalla y que, mediante comandos en el teclado recibe las instrucciones de lo que la persona quiere hacer. Cabe aclarar que puede ser un teclado convencional o un teclado braile.
  • Zoom text: Es un magnificador de pantalla que aumenta el tamaño de textos e imágenes, pero también modifica el contraste y el color para facilitar la lecturabilidad por parte de personas con baja visión.

De igual forma, es posible configurar en Smartphones con sistema operativo Android (TalkBack) o iOS (VoiceOver), lectores que interpretan la información de manera hablada para que la persona haga uso de la pantalla escuchando los procesos que ejecuta el dispositivo y también, a través de comandos y voz, ordenar al celular lo que se quiere hacer. Es importante destacar que, aplicaciones como Facebook e Instagram tienen sistemas de close caption que describen a la persona con discapacidad las imágenes y videos que se encuentran en estas redes.

«El objetivo es que, a través de herramientas prácticas y de uso intuitivo, las personas invidentes o con baja visión realicen actividades y accedan a contenidos tal y como lo hacen personas sin discapacidad, motivándolos a ser completamente autónomos y desenvolverse óptimamente en la sociedad. Ahora bien, aunque la tecnología ha sido una gran herramienta de apoyo para la rehabilitación de personas ciegas y con baja visión, hoy en día el no tener un computador o un celular incrementa la brecha de oportunidades para esta población», afirma Mauricio León, Terapeuta Ocupacional adscrito a la Unidad de Inclusión del CRAC.

Por esta razón, el CRAC desarrolló una iniciativa para que aquellas personas que tengan computadores en desuso y cuya antigüedad no sea anterior al 2016, los donen para que sean adaptados y una persona con discapacidad visual acceda a ellos con el fin de continuar participando en los procesos de rehabilitación integral.

«Para puntualizar un caso, en el CRAC tenemos niños que venían con un proceso de habilitación por deficiencia visual antes de la pandemia a través de los computadores de la institución. Sin embargo, hoy en día, su proceso se ha ralentizado porque no tienen ningún dispositivo móvil propio en sus casas, lo que ha dificultado la comunicación, seguimiento y su aprendizaje. Una vez nosotros tenemos dispositivos disponibles, nos aseguramos de entregarlos y que aprendan a usarlos para, de esta manera, garantizar el cumplimiento de las fases que contempla la terapia», complementa León. 

Para recibir más información y contribuir con una donación por favor escribir a dirección@cracolombia.org.co 

Referencias 

  1. https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/MET/sala-situacional-discapacidad2019-2-vf.pdf

Acerca del Centro de Rehabilitación para Adultos Ciegos (CRAC)

Es una fundación privada sin ánimo de lucro, con 59 años de experiencia en rehabilitación integral de personas con discapacidad visual. Se encuentra habilitada como IPS por la Secretaría de Salud de Bogotá, ciudad donde se ubican sus dos sedes principales y a través de alianzas con importantes entidades públicas y privadas de salud, educación, gobierno, asociaciones de personas con discapacidad visual y ONG´s a nivel regional, presta servicios de rehabilitación funcional a personas ciegas en gran parte del territorio nacional: Barranquilla, Baranoa, Soledad, Popayán, Totoró, Caldono, Santander de Quilichao, Bucaramanga, Girón,  Floridablanca, Granada, Villavicencio, Valledupar, Manaure, San Diego, Medellín, Itagüí,  Envigado, Cali, Palmira,  Yumbo, Dorada, La Victoria, Puerto Salgar, Cúcuta, Pamplona, Los Patios, Santa Marta, Ciénaga, Montería, Lorica, Sahagún, Pasto y San Lorenzo.

Presta el servicio de Rehabilitación Básica Funcional a niños niñas y jóvenes en condición de discapacidad visual que se encuentran incluidos en la educación formal, para facilitar su inclusión educativa a través del manejo independiente de las áreas tiflológicas (braille, ábaco y movilidad) con el objetivo de lograr una interacción eficiente y efectiva en el aula escolar. Este programa, de la mano con el Ministerio de Educación Nacional, también asesora a los padres e instituciones educativas en el apoyo al proceso de inclusión de los niños.

El CRAC Se ha destacado a nivel nacional e internacional como pionera en rehabilitación de personas ciegas y con baja visión, gracias a un modelo de rehabilitación integral validado con representantes de Chile, Uruguay y Cuba ante la Unión Latinoamericana de Ciegos ULAC, que se basa en el concepto de «Triada». En dicha estrategia de trabajo la persona con discapacidad visual, su familia y la institución, participan de manera activa y dinámica en la construcción del logro de la independencia y autonomía del usuario, para facilitar su inclusión social.

De igual forma,  se encuentra a la vanguardia en cuanto a la evaluación, diagnóstico y tratamiento de la baja visión en Colombia gracias a un programa de altísima calidad que no sólo presta los servicios de Estimulación Visual y Entrenamiento Visual (prescripción y entrenamiento de ayudas ópticas), sino que adapta el modelo de rehabilitación CRAC y sus 5 componentes fundamentales a las necesidades de la persona con baja visión, con el fin de facilitarle las herramientas y técnicas que le permitan un desempeño autónomo en las áreas más importantes de su cotidianidad, Cognitivo – Manual y Entrenamiento Sensoperceptiva.

Desde su creación ha rehabilitado a más de 12 mil personas y ha participado activamente en la formulación de propuestas legislativas en pro de las personas con discapacidad visual y a través de foros, congresos y conversatorios, ha promovido programas y servicios para facilitar su participación familiar, social, comunitaria y productiva. Además, a través de su Centro de Salud Visual ha organizado y desarrollado programas y acciones, encaminados a la prevención de las enfermedades de la visión, su tratamiento y rehabilitación.

Artículos relacionados

Deja un comentario