economía circularBancos Colombia 

Los principales bancos respaldan la economía circular en todo el mundo

Más de 30 CEO y altos ejecutivos de los principales administradores de activos y la banca mundial, que representan 18 billones de dólares en activos, auspician el nuevo documento que promueve la financiación de la economía circular, para reducir la emisión de gases de efecto invernadero hasta en 9.300 millones de toneladas al año en el mundo.

Colombia. Septiembre de 2020 – Los CEO y altos ejecutivos de firmas como BlackRock, BID Invest, Barclays, Citi, Credit Suisse, el Banco Europeo de Inversiones, el negocio internacional de Federated Hermes, Goldman Sachs, HSBC, LGIM, Lloyds Banking Group, ING, Intesa Sanpaolo, JPMorgan Chase, Morgan Stanley, Rabobank, Standard Chartered y UBS, entre otros, que representan 18 billones de dólares en activos bajo gestión, respaldan la investigación de la Fundación Ellen MacArthur publicada este 10 de septiembre, la cual  destaca el rápido crecimiento en la financiación de la economía circular.

En su informe «Financiamiento de la Economía Circular: Aprovechando la Oportunidad», la Fundación Ellen MacArthur ha publicado un nuevo análisis que destaca el rápido crecimiento de la inversión y otras actividades de servicios financieros en la economía circular. El informe expone las oportunidades para la inversión, la banca y los seguros, y pide al sector financiero que aproveche todo el potencial ampliando la economía circular en colaboración con gobiernos y empresas.

La investigación resalta el rápido crecimiento en el financiamiento de la economía circular en todas las clases de activos y pide una mayor escala como una forma de cumplir con el clima y otros objetivos ESG, al tiempo que se crean nuevas y mejores oportunidades de crecimiento

Los puntos clave resaltan:

Si bien no existía tal fondo en 2017, en los últimos tres años, proveedores líderes como BlackRock, Credit Suisse y Goldman Sachs han lanzado diez fondos de capital público centrados parcial o totalmente en la economía circular.

La cantidad total de activos administrados a través de estos fondos se multiplicó por 6 desde principios de 2020, de USD 300 millones a más de USD 2000 millones. En promedio, estos fondos obtuvieron 5.0 puntos porcentuales mejor que sus índices de referencia de la categoría Morningstar durante ese período.

En los últimos 18 meses se han emitido al menos diez bonos corporativos para financiar prácticas de economía circular con la ayuda de Barclays, BNP Paribas, HSBC, ING, Morgan Stanley y otros.

Desde 2016 se ha multiplicado por diez el número de fondos del mercado privado, que incluyen capital riesgo, capital y deuda privados, que invierten en actividades de economía circular.

Este crecimiento de la inversión en la economía circular es, en parte, el resultado de la comprensión cada vez mayor del papel central que puede desempeñar la economía circular para abordar el cambio climático y otros problemas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Una investigación publicada por la Fundación en septiembre de 2019 mostró que si se adoptara la economía circular en solo cinco sectores clave (acero, aluminio, cemento, plástico y alimentos), las emisiones anuales de gases de efecto invernadero podrían disminuir en 9.300 millones de toneladas de CO2e en 2050, equivalente para eliminar todas las emisiones del transporte a nivel mundial.

El cambio hacia una economía circular también ofrece nuevas oportunidades de crecimiento importantes. Por ejemplo:

La adopción de principios de economía circular en Europa en movilidad, entorno construido y alimentos podría ofrecer beneficios anuales de 1,8 billones de euros (2,1 billones de dólares) en 2030.

En China, la aplicación de prácticas de economía circular a escala en cinco sectores clave podría ahorrar a las empresas y los hogares 70 billones de CNY (10 billones de USD o el 16% del PIB proyectado de China) en 2040.

«Hemos visto un enorme crecimiento en la financiación de la economía circular en los últimos tres años, con los principales actores capitalizando su potencial de creación de valor al tiempo que cumplen sus objetivos de cambio climático. Los inversores, los bancos y otras empresas de servicios financieros pueden desempeñar un papel fundamental a la hora de escalar rápidamente la economía circular al ayudar a las empresas a realizar este cambio y, al hacerlo, aprovechar nuevas y mejores oportunidades de crecimiento» señala Andrew Morlet, CEO de la Fundación Ellen MacArthur.  

Gema Sacristan, directora general de negocios de BID Invest, dijo: «La construcción de una economía circular requiere acciones decisivas de todos los actores de la sociedad. Esto es cierto sobre todo en el sector financiero, que puede ser fundamental para lograr cambios reales con la oferta de los instrumentos adecuados, promoviendo transformaciones en los negocios y al mismo tiempo generando retorno financiero y valor a largo plazo».

Sobre la Fundación Ellen MacArthur

La Fundación Ellen MacArthur, una organización sin fines de lucro con actuación global, desarrolla y promueve la idea de una economía circular a fin de enfrentar algunos de los principales desafíos de la actualidad, como la contaminación por plásticos, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Trabajamos mundialmente con empresas, gobiernos y la academia para movilizar soluciones sistémicas a gran escala. En una economía circular, los modelos de negocio, productos y materiales son diseñados para aumentar su uso y reuso, creando así una economía en que no hay desperdicio y todo tiene valor.

Artículos relacionados

Deja un comentario