México 

¿Su organización está preparada para el Buen Fin 2020?

La edición de este año del Buen Fin en México está a la vuelta de la esquina y será muy especial, pues en esta ocasión durará 2 semanas para ayudar a la reactivación económica del país, a causa de la pandemia el COVID-19, por lo que es muy importante que las compañías del sector retail se preparen. Durante 2019, se registraron más de $117.9 mil millones de pesos de ganancias por ventas totales en este periodo de ventas, según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

Debido al impacto de la pandemia COVID-19, las empresas han experimentado un crecimiento superior al 300% en ventas Esta situación es la razón por la que existen altas expectativas en la campaña de ventas imprescindible en el país con un incremento del 50% en los canales de venta online, según el Informe 4.0 COVID-19 Impacto en las Ventas Online México.

 Con los consumidores eligiendo el canal online para realizar sus compras en respuesta a las medidas de aislamiento social en el país para combatir el COVID-19, no hay duda de que el Buen Fin va a ser una gran oportunidad para los minoristas. Sin embargo, el desafío radica en gestionar eficazmente el aumento de visitantes a los sitios web de las empresas y garantizar que los usuarios finales tengan una experiencia positiva. Srinivasa Raghavan, Product Manager en Site24x7-ManageEngine nos guía a través de consejos esenciales sobre cómo preparar su sitio web de comercio electrónico para el Buen Fin 2020:

Prueba, prueba y prueba un poco más 

Pídele al departamento de TI que simule los peores escenarios para ver cómo funciona su sitio web. No tengas miedo de fallar aquí; la falla de cada elemento es una oportunidad para conocer los puntos débiles de tu sitio web, para que puedas abordarlos y mantener una experiencia de compra estable y gratificante para tus clientes.

Debemos de estar atentos a tiempos de respuesta y carga bajos (tanto de front-end como de back-end), transacciones críticas y problemas de latencia de la red. La CPU, la memoria, el uso del disco y la actividad de la red son los sospechosos habituales de un rendimiento más lento del servidor. Sería una buena idea empezar por ahí.

Si eres un gran minorista o tienes una tienda de comercio electrónico que atiende a una base de clientes global, también querrás verificar cómo se está desempeñando tu sitio web desde varias geografías para garantizar la disponibilidad en diferentes ubicaciones.

 Garantiza la seguridad

Si bien las fallas de seguridad pueden ser comprensibles desde la perspectiva del profesional de seguridad, los consumidores rara vez se sienten tan empáticos cuando descubren que su información privada ha sido expuesta. Para mitigar este problema, debe monitorear sus servidores para rastrear lo que está cambiando, a qué se está accediendo, cómo y cuándo. También es importante monitorear los registros generados por servidores, aplicaciones y dispositivos de seguridad. Con la enorme carga de tráfico que los servidores están a punto de experimentar, vigilar de cerca estos registros ayudará a mantener la infraestructura lo más segura posible.

 Comparar, optimizar y repetir

El truco consiste en establecer puntos de referencia para el tiempo de respuesta a los clientes, la latencia de la red y otras métricas de rendimiento. Luego, examina los resultados después de que tu departamento de TI bombardee artificialmente sus servidores, simulando el tráfico. Puede que no te guste lo que ves al principio, pero la evaluación comparativa y la optimización son fundamentales para el éxito. Con algo de trabajo, las áreas problemáticas en la infraestructura de un sitio web se pueden abordar con mucha anticipación, lo que garantiza la disponibilidad del sitio web cuando más lo importa.

Prioriza los hallazgos, ajusta los puntos de referencia y repite las pruebas hasta que esté razonablemente satisfecho con el resultado. Asegúrate de medirte también con los sitios de la competencia, ya que es a eso a lo que te enfrentas. Ten cuidado: llevar a cabo cualquier revisión importante del sitio web requiere tiempo, mucho más del que queda antes de la temporada de compras de este año, por lo que, por ahora, es mejor mejorar lo que tienes en lugar de reiniciar desde cero.

 Monitorear

Cuando finalmente llega el día, solo queda una cosa por hacer: monitorear todo. El comportamiento de cada elemento web, el rendimiento de cada complemento, y los registros de seguridad sospechosos:  hay que establecer alertas para cualquier cosa que cruce sus nuevos puntos de referencia de rendimiento firmemente establecidos, para que pueda abordar cualquier problema de rendimiento antes de que afecte a sus usuarios finales.

Dado el alcance del monitoreo, querrá automatizar la recuperación de procesos inactivos, picos de CPU, uso del disco y otros problemas. De esa manera, podemos concentrarnos en problemas importantes como la planificación de la capacidad y las interrupciones. Las automatizaciones también pueden ayudar a reducir significativamente el tiempo medio de reparación (MTTR) de los incidentes.

Proporcionar una buena experiencia al cliente depende de un rendimiento superior del sitio web y del sistema. Puede ofrecer esto a su organización evaluando cómo se comporta su sitio web, tomando medidas para garantizar que su infraestructura sea segura, estableciendo, probando y monitoreando todos los puntos de referencia de rendimiento. 

Artículos relacionados

Deja un comentario