Black FridayColombia 

Cómo distinguir los buenos de los malos descuentos en el día sin IVA y en Black Friday

Estás 5 recomendaciones son una guía breve para evitar engaños, reconocer los mejores descuentos y lograr atrapar la mejor oferta en estas dos fechas.

Además ¿vale la pena comprar a crédito? Camilo Montañez, líder de experiencia de la plataforma de créditos en línea Lineru, explica cómo tomar esta decisión.

Con el Día sin IVA (sábado 21 de noviembre) y el Black Friday (viernes 27 de noviembre) a la vuelta de la esquina, miles de colombianos están a la expectativa de aprovechar los descuentos, las ofertas y promociones que habrá en miles de comercios físicos y en línea, primero en Colombia y luego alrededor del mundo.

Según Fenalco, tradicionalmente en fechas como Black Friday el descuento promedio en Colombia alcanza niveles hasta del 50% y las categorías de productos y servicios más populares en el país son paquetes turísticos, ropa, zapatos, electrónica, electrodomésticos, cosméticos y perfumes, en ese orden.

Ahora bien, ¿cómo puedes asegurarte de atrapar la mejor oferta? ¿Cómo distinguir los buenos descuentos de los no tan buenos? ¿Y vale la pena endeudarse para hacer una compra con descuento en estas fechas? Acá te compartimos varias recomendaciones.

Los buenos (y no tan buenos) descuentos

“Las etiquetas de descuento pueden ser engañosas”, señala Camilo Montañez, líder de experiencia de Lineru, plataforma colombiana de créditos en línea que a su vez está ofreciendo 2X1 en sus créditos hasta el 31 de noviembre. “Por eso, para diferenciar un descuento bueno de uno que no lo es tanto, evitar trampas y lograr la mejor compra en estas fechas, hay 5 buenas prácticas que son fundamentales”, según Montañez:

1. Averiguar el precio base real. Esto es importante por dos motivos: ayuda a dimensionar realmente el descuento y a evitar engaños. Inflar los precios originales antes de las fechas del descuento es una práctica engañosa que ya se ha denunciado en los pasados Día sin IVA y Black Fridays y con la cual hay que tener cuidado y los ojos bien abiertos.

2. Mirar los detalles del descuento. En el caso del día sin IVA, por ejemplo, es necesario tener claro cuál es el valor máximo de cada categoría para que aplique el descuento del 19%. Para los smartphones, por mencionar uno de los casos más populares, su valor debe ser igual o inferior a $2.800.000 pesos para que el descuento aplique. Así se evitas confusiones.

3. Comparar distintas opciones. Seguro el televisor que quieres lo venden en demasiados lugares como para comprarlo en el primer lugar que se te ocurra. Tómate el tiempo de investigar con anticipación, de visitar distintas tiendas físicas o en línea y de evaluar tus opciones. Además, puedes programar alertas y notificaciones que detecten los mejores precios del mercado.

4. Aprovechar los beneficios adicionales. Algunos comercios te ofrecen descuentos adicionales si usas medios de pago específicos, como tarjetas de crédito de determinada franquicia o incluso efectivo en algunos casos. Algunos comercios te ofrecen envíos gratis. Y las mismas tarjetas pueden darte puntos o beneficios adicionales. Tú pregunta, averigua y aprovecha.

5. Estar pilas con los costos adicionales. Gastos de envío exagerados, cobros que no habías contemplado o cargos ocultos que aparecen más adelante están a la orden del día en estas fechas. Asegúrate de que nada de esto te descuadre las cuentas. Y si ves prácticas abusivas o publicidad engañosa, puedes denunciarlas en la plataforma SIC Facilita.

¿Vale la pena comprar a crédito?

“Eso depende”, apunta Montañez. “Por supuesto es un asunto muy subjetivo, pero la sugerencia es comenzar con una pregunta: ¿vas a comprar un capricho o algo que va a tener un impacto positivo en tu vida? Si tu respuesta se inclina hacia lo segundo, tal vez un crédito se justifique. Al final, por ejemplo, es muy distinto endeudarte por el último celular para presumir, que hacerlo por el colchón que te va a ayudar con el dolor de espalda”.

Como todo lo que tiene que ver con finanzas personales, planear es determinante. Ejercicios como definir exactamente qué vas a comprar y establecer un límite de cuánto puedes gastar son prácticas responsables. Y si tienes que recurrir al crédito para aprovechar una oferta del Día sin IVA o de Black Friday, las tarjetas o un crédito en línea que te desembolsen rápido y sin trámites son viables.

“Lo otro importante de comprar a crédito es hacerlo responsablemente para mantener una deuda saludable”, concluyó Montañez. “Y el gran reto es lograr pagar lo que compres a una cuota o a la menor cantidad de cuotas posibles: de otra forma, con los intereses acumulándose, en lugar de atrapar una buena oferta puedes terminar pagando más o lo mismo que si hubieras comprado sin el descuento”.

Artículos relacionados

Deja un comentario