innovaciónColombia Empresas Robótica 

Cuatro sencillos pasos para automatizar las operaciones de empresas micro, pequeñas, medianas y en crecimiento

Por: María Camila García, Gerente de Marketing de Distribución para América Latina en Zebra Technologies

Las micro, pequeñas y medianas empresas, después de la pandemia, e incluso desde antes, incorporaron el canal de las ventas online conscientes de los beneficios que brinda el comercio electrónico para el crecimiento de los negocios. En el caso de Colombia, durante el primer trimestre del año, las ventas en línea crecieron en un 44% según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y, según la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ACOPI), para finales del 2020, aproximadamente el 89,9% de los microempresarios del país invirtieron en nuevas tecnologías para aumentar su producción y sobrevivir a los cambios que ha traído la pandemia y el teletrabajo.

Los compradores ya han ganado el hábito de comprar en línea después de la pandemia. Es por esto que las compañías deben restructurar su modelo operativo para responder a las exigencias logísticas de la demanda. Sin duda, una de las formas en la que los negocios pueden adaptarse de manera rentable a esta nueva tendencia, es automatizando sus operaciones de la cadena de suministro. De hecho, el 66% de las pequeñas y medianas empresas encuestadas dicen que quieren una solución que les ayude a lograr una automatización parcial o total en los próximos años. Pero muchos no saben por dónde empezar.

Afortunadamente, la mayoría de las tecnologías son más asequibles hoy que hace unos años, lo que las pone al alcance de todos los operadores de la cadena de suministro sin importar el tamaño de la empresa. La solución más cara o avanzada no siempre es la que ofrecerá el mejor retorno de inversión. Cada negocio tiene sus propias necesidades y existe una solución para responder a ellas.

  1. Paso uno: evaluar la eficiencia de las operaciones existentes

De entrada, las micro, pequeñas y medianas empresas pueden comenzar por evaluar sus operaciones existentes, tanto internas como externas, para detectar ineficiencias o puntos débiles. Por ejemplo, puede comenzar por determinar las áreas en las que no se están cumpliendo los objetivos operativos o identificar si los trabajadores tienen dificultades para administrar un número cada vez mayor de unidades de existencias (SKU); esto podría ayudar a priorizar ciertos tipos de inversión en tecnología. Igualmente, se pueden tener en cuenta otros factores, como si se están cumpliendo las expectativas de los clientes en cuanto a calidad y velocidad, así como las tareas comunes que podrían, o deberían, realizarse más rápido de lo que se hacen actualmente. Además, si las empresas anticipan un crecimiento en los volúmenes de pedidos por temporada u otra razón, esto debe tenerse en cuenta. Por último, es importante identificar tecnologías limitantes e ineficaces que puedan ser antiguas u obsoletas y no ofrecen el rendimiento que los flujos de trabajo necesitan.

  1. Paso dos: buscar soluciones que aumenten la eficiencia de los trabajadores

Una de las formas más rápidas y asequibles de aumentar la productividad de las operaciones es equipar a los trabajadores con tecnología que sea fácil de usar. Esto significa que las pequeñas y medianas empresas pueden mejorar el retorno de inversión al deshacerse de los procesos manuales y de la tecnología antigua que no cumple con las actuales necesidades del negocio. Los sistemas operativos (SO) móviles heredados y aquellas aplicaciones de pantalla verde están obsoletas y son arcaicas para los trabajadores de hoy que esperan trabajar con tecnología intuitiva.

Muchas bodegas, centros de distribución y tiendas, entre otros, han actualizado sus dispositivos migrando a equipos empresariales resistentes que operan sobre el sistema operativo Android™. Estos dispositivos al ser fáciles de usar reducen drásticamente el tiempo de capacitación en el uso del equipo. Igualmente, cuentan con la funcionalidad de comunicación instantánea para conectar trabajadores de todas las áreas de operación y la capacidad para capturar y procesar datos rápidamente en sus pantallas táctiles. Muchos también ofrecen lectores de códigos de barras integrados que pueden leer continuamente códigos de barras 1D o 2D, sin importar si están sucios, dañados o a muy larga distancia. Incluso, pueden leer también varios códigos de barras a la vez, con un solo escaneo y conectarse a través de Bluetooth® a impresoras móviles o pantallas ubicadas en el negocio para que los trabajadores puedan imprimir etiquetas donde estén y tengan en gran tamaño las instrucciones de sus tareas para completarlas con mayor velocidad.

  1. Encuentre maneras de mejorar sus flujos de trabajo

Después de proporcionar dispositivos que mejoren la productividad de los trabajadores, es hora de buscar la mejora de los flujos de trabajo generales. Por ejemplo, la tecnología RFID, los softwares de gestión de inventarios, de administración de tareas y de comunicación avanzada, son opciones que permiten optimizar los flujos de trabajo y aumentar el control de la operación, impactando directamente en la productividad y rentabilidad del negocio. El mercado presenta diferentes jugadores expertos que pueden asesorar a los negocios según su necesidad y que cuentan con soluciones asequibles para cada tipo de empresa.

  1. Escoja tecnología que pueda crecer con su negocio y ayudarlo a tomar las mejores decisiones

Es posible que, si su negocio hoy gestiona 100 pedidos al mes, llegue en un futuro cercano a procesar 100 al día. Es por esta razón que los negocios deben elegir tecnología que tenga ciclos de vida prolongados, que actualicen sus sistemas y aplicaciones automáticamente para evitar fugas de información, que tengan un respaldo de servicio de soporte y que le permitan gestionar la mayor cantidad de información de manera eficiente.

Paso a paso y con la asesoría adecuada de proveedores tecnológicos con experiencia, los micro, pequeños y medianos negocios pueden entrar a un mundo de digitalización y automatización, cuyo acceso antes parecía muy costoso, muy complejo o diseñado solo para grandes jugadores. Aumentando la eficiencia operativa, impulsando la productividad y tomando decisiones inteligentes para la estrategia del negocio, el retorno de inversión tocará la puerta de las empresas más rápido de que lo que puedan imaginar.

Artículos relacionados

Deja un comentario