Agricultura Colombia Transformación Digital 

¿Cuáles son las características que los trabajadores de campo requieren en sus herramientas tecnológicas para considerarlas confiables? 

Entre las principales necesidades de los trabajadores en constante movimiento destacan la resistencia, la conectividad y la seguridad 

Cada vez son más las empresas que requieren tener equipos o unidades de trabajadores fuera de las oficinas y prestando servicios en campo para desarrollar la estrategia del negocio o hacer funcionar la compañía. Desde bomberos o miembros de la fuerza pública, pasando por empresas de consumo que ofrecen productos a domicilio, hasta empresas petroleras, de telecomunicaciones o de servicios públicos, funcionan gracias a aquellos operarios de campo que se encuentran al frente de los procesos clave del negocio e incluso, prestando el servicio directamente al cliente.  

En cualquiera de estos rubros, es crucial estar en sitio para garantizar que los clientes reciban la respuesta inmediata y precisa a cada situación cotidiana. Para esto, equipar a los trabajadores de primera línea con las herramientas tecnológicas adecuadas, puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de la operación, la satisfacción o insatisfacción del cliente o, incluso, en el caso de bomberos y policía, la diferencia entre la vida y la muerte.  

Por ejemplo, el uso de computadoras móviles y tabletas robustas ha sido exitoso con trabajadores de campo que se enfrentan a temperaturas extremas y se movilizan en lugares lejanos a la conexión telefónica o de internet para dar seguimiento a activos y clientes. Por otro lado, los servidores públicos se valen de soluciones de diagnóstico, realidad aumentada y sistemas de información para poder tomar decisiones críticas con completa certeza, así como de la comunicación efectiva a distancia para reducir desplazamientos innecesarios que afecten los servicios.  

“Las aplicaciones son muy amplias, pero, lo más importante al evaluar el conjunto de herramientas de movilidad que la fuerza laboral de campo de su negocio debe utilizar y definir qué otros componentes de hardware o software son necesarios para la operación, es considerar lo que su negocio requiera para obtener la mayor eficiencia posible del trabajador y la máxima seguridad operativa. De esta manera, también nos aseguramos de que estemos cumpliendo con las necesidades de aquellos que llevan el peso de la operación en el día a día”, destacó Alfonso Caraveo, director de ingeniería y soluciones para América Latina de Zebra Technologies. 

La confiabilidad del dispositivo requiere una evaluación doble: resistencia y conectividad 

La confiabilidad de los dispositivos móviles debe ir más allá de su exterior. Considerar aquellos equipados con antenas y sistemas de radio diseñados para mantener una conexión confiable en lugares donde las señales inalámbricas pueden ser débiles o impredecibles hace la diferencia para los colaboradores trabajando en zonas alejadas. Garantizar que los dispositivos puedan conectarse a redes celulares 4G/5G y Wi-Fi les facilitará mantener el acceso a datos en tiempo real y la comunicación con otros compañeros, incluso cuando se mueven de un lugar a otro. Asimismo, es mejor dotar a los operadores de campo con tabletas o computadoras móviles robustas y de nivel empresarial que estén certificadas para conectarse a redes de banda ancha de seguridad pública. Las cuadrillas de servicios públicos, las fuerzas militares o los bomberos, por ejemplo, pueden estar autorizadas a usar este espectro en situaciones de emergencia cuando las bandas tradicionales están sobrecargadas o no disponibles. 

Incluso en situaciones que no sean de emergencia, los trabajadores deben poder comunicarse con otros miembros del equipo para coordinar las instalaciones, informar los hallazgos de las inspecciones de ruta, buscar asesoramiento sobre cómo resolver los problemas identificados o cuál es la siguiente orden por entregar. Por eso, el sector se inclina hacia soluciones de movilidad (hardware y software) que brinden acceso a correos electrónicos corporativos y herramientas de comunicación modernas, como la opción de “pulsar para hablar (PTT)” y aplicaciones de mensajería de trabajo que se pueden usar con las manos libres. Esto permite a los trabajadores proporcionar actualizaciones de estado, tener claro el plan del día y colaborar de manera más eficiente sin pausar las operaciones. 

Por otro lado, las cuadrillas también deben tener las herramientas necesarias para ser autosuficientes. Eso incluye GPS incorporado para ayudarlos a navegar al lugar correcto y acceso a sistemas GIS que los ayudan a identificar la ubicación precisa de los activos o la mercancía a su llegada. Si el operador de campo es distribuidor de una empresa de alimentos, y la mercancía tiene asociada un código de barras, puede escanearlo para acceder a información relacionada al cliente y a la orden. Otro caso es el de los servicios públicos en el que, si los activos en sitio tienen esta etiqueta de identificación, pueden conocer datos clave como el fabricante y modelo del activo, historial de instalación y mantenimiento, entre otros.  

“Un aspecto que es de suma importancia para las empresas y que es crucial para aumentar la confiabilidad en sus dispositivos es el acceso seguro a bases de datos y canales de comunicación. Con el blindaje adecuado en el dispositivo correcto evitamos ser el objetivo de los hackers y sorteamos problemas que resulten más graves a futuro”, añadió Caraveo.  

Los dispositivos móviles influyen directamente en la seguridad y estabilidad de la operación 

Al movilizar a las cuadrillas con dispositivos seguros que son duraderos aún en condiciones extremas, podrán concentrarse en la prestación exitosa de sus servicios sin tener que preocuparse de si su dispositivo móvil fallará en el proceso. 

El valor de las operaciones de servicio de campo se define por la capacidad de los trabajadores para prevenir y solucionar los problemas de los clientes. Hacer la inversión ahora en soluciones de hardware y software más confiables podría ser la solución ideal para su empresa o diferenciarse en su industria.   El éxito de la adopción de tecnología recae en la confianza de las empresas, pero, sobre todo, de los usuarios finales de la misma. Invertir en soluciones que faciliten su día a día cuando se encuentran en movimiento o en jornadas que los hacen alejarse kilómetros de la oficina, representa ventajas para su trabajo en campo y les permite sentirse seguros y cuidados por la compañía, lo que a su vez se refleja en operaciones más eficientes y certeras.

Artículos relacionados

Deja un comentario