5 tendencias en el sector crediticio para 2023

El análisis de datos, nuevas formas de pago y mejoras en los servicios digitales serán claves para el sector durante el próximo año.

El sector bancario transformará parte de su operación por medio de alianzas entre el sector fintech y la banca tradicional para fusionar ideas, plataformas e incluso productos que beneficien a los usuarios.

El 2023 será un año retador y clave para el sector crediticio. Pese a que expertos estiman que los altos índices de inflación, 11,72 % según el DANE en lo corrido de 2022, puedan afectar los productos bancarios a corto plazo, los bancos y el sector fintech no prevén problemas de incumplimientos en pagos por parte de los clientes.

A esto hay que agregar que los consumidores se están volviendo “omnidigitales” al preferir interacciones con la banca tradicional u otras instituciones de manera digital, usando diversos dispositivos como tabletas, computadores y celulares. Teniendo en cuenta la situación económica a nivel mundial y también el análisis de los usuarios, estas son las cinco principales tendencias que vemos para el sector crediticio para el próximo año desde Tangelo, compañía especializada en el desarrollo de soluciones de crédito alternativo para personas y empresas en Latinoamérica.

Mejor experiencia para el consumidor

Sin duda alguna, gracias a tecnologías como la inteligencia artificial (IA) y el machine learning, las organizaciones están reorientando sus experiencias al cliente, que pasó de ser una técnica de mejora del servicio a convertirse en una forma esencial de relacionamiento. Ahora, las organizaciones que van más avanzadas en customer experience tienen modelos que capturan información valiosa desde la primera interacción con sus potenciales usuarios usando chatbots y otras plataformas de gestión.

Para el próximo año veremos una mayor apuesta por este tipo de tecnologías en el sector para permitir un mejor mapeo del customer journey que permita comprender cuáles son los puntos de contacto y canales más frecuentes y dónde o en qué momento de un proceso de crédito retroceden o tienen algún problema.

Será indispensable para el sector mejorar la experiencia al consumidor para crear interacciones inteligentes y así, ayudar a la democratización del acceso a crédito, elevando los índices de inclusión financiera en el país. Además, las empresas del rubro deberán aprovechar la cantidad de datos recopilados en tiempo real para mejorar la retención del cliente y automatizar más procesos referentes a préstamos digitales.

Banca digital, énfasis en seguridad y diversificación de productos

Durante los últimos años, se aceleró el uso de la banca digital hasta convertirse en un canal prioritario, pero con retos evidentes como la diversificación de productos y el fortalecimiento de las capas de seguridad que se ven amenazadas por nuevas tácticas empleadas por ciberdelincuentes.

La seguridad en los servidores y la privacidad de los datos se convertirá en una propuesta diferencial para muchas instituciones financieras y será responsabilidad de éstas el cumplimiento de las leyes cada vez más estrictas sobre privacidad y protección de datos. Por ello, en el sector vamos a encontrar innovación en herramientas de acceso como el reconocimiento facial, lectores de huellas dactilares y tokens, especiales para evitar el fraude y la suplantación.

Las fintech ayudaran con el proceso de aceleración de digitalización con modelos disruptivos e innovadores, respuestas a problemáticas que la banca tradicional había dejado de lado, como el exceso de trámites para solicitar créditos y otros servicios. Es por ello que para el próximo año desde Tangelo estimamos que el sector bancario transformará parte de su operación por medio de alianzas entre el sector fintech y la banca tradicional para fusionar ideas, plataformas e incluso productos que beneficien a los usuarios.

Wearables, cashless y contactless

Además de una mayor inclusión de los sistemas biométricos en servicios digitales, otra tendencia que vemos en crecimiento es una frecuencia mayor en el uso de dispositivos como relojes inteligentes y teléfonos para pagar de forma segura y sin la necesidad de presentar efectivo o tarjetas de forma física en los comercios.

Con la adopción de estas tecnologías se espera impulsar los pagos digitales en América Latina hasta el punto de no tener la necesidad de contar con una conexión a internet activa. Para el sector, será fundamental apostar e invertir por plataformas que permitan este tipo de pagos.

Exponencial uso del análisis de datos

Más allá del uso de la información para crear una mejor experiencia al cliente, las enormes cantidades de datos generadas por los clientes deberán aprovecharse correctamente para generar ventajas competitivas. Las instituciones apostarán en 2023 por crear asociaciones con proveedores de datos y tecnología que vuelvan esta información más procesable y utilizable para generar modelados predictivos que ayuden al crecimiento de las instituciones. Con el uso de datos como la frecuencia de compra, el historial de pagos y las preferencias de compra, entre otros, las empresas pueden crear un perfil más claro y preciso de sus usuarios.

Al usar diversas fuentes de datos, las empresas pueden adaptar mejor sus procesos comerciales y crear estrategias de marketing más certeras para llegar a clientes nuevos y retener a los existentes conociendo qué les interesa a los consumidores y qué o quiénes influyen en ellos.

Fusiones y adquisiciones

Para el próximo año, las entidades financieras tendrán la presión para reducir costos, pero sin dejar de lado la inversión en tecnología para diferenciarse de la competencia. Creemos que esta motivación impulsará importantes fusiones y adquisiciones que incrementar la cuota de mercado con nuevos clientes de manera efectiva, sobre todo en la banca tradicional.

Es así como los nuevos modelos, el correcto uso de la tecnología y el fortalecimiento servicios digitales ayudarán al empoderamiento financiero a nivel Latinoamérica, donde, sin duda, veremos una mejora en las experiencias de pago automatizadas y ofertas cada vez más personalizadas para los consumidores.

Artículos relacionados

Deja un comentario