Normativa, 5G e hiperescala: las tendencias que afectarán a los centros de datos latinoamericanos en 2023

Por Rafael Garrido, vicepresidente de Vertiv LATAM y gerente nacional de Vertiv en Brasil.

El 2022 fue un año positivo para la industria de centros de datos latinoamericana en términos de inversión e infraestructura. A lo largo del año, se anunciaron y desarrollaron proyectos de varios millones de dólares en la región, por parte de compañías como Microsoft, AWS, Google, Ascenty, Odata y Equinix, entre otras.

Como indicó la firma Research and Markets, nuestra región se ha convertido en un destino cada vez más atractivo para la construcción de centros de datos, debido a dos factores motivados por la digitalización empresarial, como una mayor adopción de servicios en la nube, el Internet de las Cosas (IoT) y el Big Data.

Aunque Brasil continúa siendo el líder indiscutible en el mercado de centros de datos regional, algunos países como México y Colombia experimentaron un crecimiento en 2022 como importantes centros tecnológicos en la región.

El buen desempeño de la industria durante el año pasado presenta una imagen aún más alentadora para el 2023 y los próximos años. De acuerdo con Arizton, las inversiones en centros de datos en la región aumentarán a $9110 millones entre 2021 y 2027, con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 7,13 %.

Esto representa un panorama lleno de oportunidades para Latinoamérica. Al analizar el comportamiento de la industria de centros de datos en la región y en el mundo, Vertiv ha identificado cinco tendencias que marcarán la pauta este próximo año y probablemente optimizarán el mercado latinoamericano en 2023:

1. Un aumento en las normativas: según las estimaciones, los centros de datos consumen entre 1 y 3 % de electricidad a nivel mundial y aproximadamente entre 5 y 8 millones de galones de agua por megavatio de potencia cada año. En estas circunstancias, se espera un mayor control y supervisión en 2023 por parte de las agencias gubernamentales.

En Vertiv, hemos sido testigos de un interés cada vez mayor por parte de los operadores de centros de datos latinoamericanos por certificar sus operaciones, especialmente después de la pandemia. En los últimos dos años, hemos apoyado múltiples proyectos en Chile, Perú, Brasil y Bolivia, entre otros países en la región, que buscan adelantarse a la normativa esperada y operar más eficientemente en lo relacionado con el consumo de estos recursos en los centros de datos.

2. La infraestructura modular prefabricada: en el futuro, muchos operadores de centros de datos empresariales optarán por una infraestructura modular preconstruida, lo cual sugiere que esta será la nueva normalidad.

De acuerdo con Research and Markets, en Latinoamérica, se espera que la implementación de centros de datos modulares y materiales sostenibles alcance un valor de $825 millones en 2027, de los $455 millones alcanzados en 2021. Aunque el informe sugiere que los ahorros de costos y el fomento de los materiales sostenibles impulsan la tendencia, Vertiv estima que la velocidad y la eficiencia inherente en las ofertas estandarizadas son igualmente importantes para los clientes y se convertirán en el enfoque predeterminado para la empresa, la hiperescala y el borde de la red.

3. Los generadores diésel se enfrentan a competencia: como parte de la búsqueda de alternativas más limpias y efectivas que contribuyan a reducir la huella de carbono y el consumo energético, las celdas de combustible de hidrógeno se posicionan como una alternativa importante a los generadores diésel. Otras opciones incluyen la implementación de nuevas tecnologías de baterías, como los iones de litio, para un suministro de respaldo más prolongado.

4. Un aumento en las tecnologías de enfriamiento líquido: los centros de datos se han visto en la necesidad de incorporar sistemas informáticos en espacios más pequeños, así como aumentar la densidad de los racks. Por lo tanto, el próximo año, las tecnologías de enfriamiento líquido eficientes y compactas experimentarán una mayor adopción para satisfacer las necesidades de gerenciamiento térmico de los sistemas de TI de alta densidad.

5. Una mayor implementación de la red 5G: en los próximos cinco años, la mitad de las suscripciones móviles de las regiones serán 5G. De acuerdo con Statista, las 6 principales economías en Latinoamérica (Brasil, México, Argentina, Colombia, Chile y Perú) invertirán unos $120.000 millones para la integración de la red 5G. La agilizada adopción de la red 5G permitirá aplicaciones de baja latencia, como la inteligencia artificial y la realidad virtual; estas tecnologías aumentarán la cantidad de sitios de borde y de infraestructura necesaria para soportarla.

Este próximo año, es fundamental que los operadores de centros de datos en la región latinoamericana utilicen los recursos de forma eficiente. Sin duda, la innovación y la tecnología sientan las bases para el crecimiento de la industria, pero también se necesitan medidas concretas de liderazgo para maximizar las grandes oportunidades que se avecinan para el 2023.

Para más información sobre las tendencias de la industria para 2023, visite Vertiv.com.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?