Seguridad y Salud en el Trabajo: Consejos para cuidar la salud de los trabajadores

Por: Ezequiel Bardas, Vice Presidente y Gerente Geral da Xerox para América Latina

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que, alrededor de 317 millones de personas son víctimas de accidentes de trabajo en el mundo. A su vez, cerca de 2,34 millones de personas pierden la vida debido a accidentes o enfermedades profesionales prevenibles relacionadas con el trabajo.

Bajo este contexto, la prevención no solamente es posible, sino necesaria. Usualmente se relacionan los accidentes laborales a tareas físicas en áreas de trabajo de alto riesgo; no obstante, se ha comprobado que la ausencia de actividad física prolongada, horarios que superan las 6 horas continuas sentados y el estrés representan una amenaza latente a la salud con riesgos de desarrollar enfermedades crónicas.

En el mundo, siguiendo los datos proporcionados por la OIT, las muertes por fallas cardiacas y problemas cerebrovasculares asociados a la exposición a largas jornadas laborales aumentaron un 41% y un 19% respectivamente. Estas dolencias sobrecargan los sistemas de salud y reducen la productividad teniendo un efecto negativo en los ingresos de los hogares.

En América Latina, la OIT estima que se registran alrededor de 11,1 accidentes mortales por cada 100.000 trabajadores en el sector industrial, 10,7 en el sector agrícola y 6,9 en el sector de bienes y servicios. Estas cifras instan a instituciones, organizaciones de trabajadores y empresas a promover acciones coordinadas para prevenir los riesgos con medidas de control, sistemas de inspección y velar por el cumplimiento de las normas.

Desde el 2003, cada 28 de abril se conmemora el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo como medida internacional para promover la cultura de la prevención de los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales. La sensibilización de la población es fundamental para transmitir la necesidad de frenar las cifras y generar modelos que garanticen la seguridad en todos los entornos de trabajo.

5 consejos prácticos para la prevención y cuidado de los trabajadores

En este marco, ofrecemos estas sugerencias para reconocer e incentivar la cultura de la prevención y para garantizar un entorno laboral seguro, que mantenga la integridad física y mental de los trabajadores como prioridad.

  • Evaluación para la prevención del riesgo:

Analizar el espacio y las dinámicas de trabajo es el primer paso para detectar posibles peligros en áreas físicas, procesos, horarios y mobiliario. Este primer diagnóstico posibilita la elaboración de planes preventivos basados en la evaluación del riesgo para implementar medidas coordinadas, señalética y capacitación para el personal.

  • Capacitación para el cumplimiento de normas:

Una vez cumplido el paso anterior, es importante difundir la información a todo el personal para garantizar que los trabajadores conozcan los riesgos existentes y los procedimientos adecuados para su prevención conjunta como medidas especiales de emergencia y seguridad definidos claramente en normas comunes.

  • Participación y promoción continua:

Para garantizar el cumplimiento de los acuerdos diseñados para proteger la seguridad de todos, es importante fomentar la participación de los trabajadores, así como la comunicación frecuente de posibles riesgos detectados en sus actividades cotidianas para mejorar las condiciones de trabajo tanto físicas como psicológicas.

  • Innovación basada en la cultura de la prevención:

La constante actualización de procesos y equipos es indispensable para motivar la renovación y reducir las cargas de trabajo, así como el estrés laboral. La transformación digital ha mejorado el desempeño, reduciendo tiempos y mejorando los resultados. Las aplicaciones permiten la automatización, posibilitando la optimización del trabajo.

  • El equilibrio laboral y personal del trabajador moderno:

Actualmente existen múltiples recursos tecnológicos que permiten mantener políticas de equilibrio entre la vida personal y laboral de los trabajadores. El Home Office es una práctica que llegó para quedarse, gracias a los servicios de la nube y los dispositivos inteligentes, es posible desarrollar tareas a distancia sin perder la calidad.

  • Armonía tecnológica con el trabajo:

La llegada de la inteligencia artificial, la realidad virtual y el internet de las cosas mejoran la gestión de procedimientos laborales, desde practicas internas hasta relaciones con clientes para conseguir un apoyo eficaz como CareAR de Xerox, que multiplica la atención al cliente sin recargar la participación del trabajador.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?